«Hace 8 meses el Gobierno se comprometió a disponer de mascarillas transparentes, pero no ha cumplido»

Mascarillas transparentes
enero 4, 2022
75 / 100

El colectivo de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) denuncia que quedan muchos aspectos por cumplir para facilitar la vida a las personas sordas.

El 27 de diciembre, la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) convoca un encuentro con los Reyes Magos para niños de este colectivo. Rubén Golpe, miembro del Departamento de Familias de la entidad, es uno de los principales organizadores del evento, una iniciativa que se realiza de manera virtual, por segunda vez, a causa de la pandemia.

FeSorCam es una entidad declarada de utilidad pública, integrada por diez asociaciones de personas sordas de la Comunidad de Madrid, que desarrolla actividades con las que combatir el aislamiento de este colectivo, que todavía se enfrenta a varias barreras para su integración total en la sociedad.

¿Qué diferencia a FerSorCam de otras asociaciones preocupadas por las personas sordas?

Nosotros queremos fomentar la accesibilidad, la igualdad de oportunidades y la autonomía de las personas sordas. Proyectos, servicios y comisiones de trabajo por y para ellas, siendo ellas las protagonistas y las principales ejecutoras.
Se diferencia de otras asociaciones en el hecho de ser el interlocutor político referente y visible a nivel regional. Disponemos de una mayor accesibilidad en cuanto a las gestiones básicas de la vida diaria y un contacto más cercano con las administraciones públicas. Además, nos hemos adaptado a las diferentes formas de atención y formación, teniendo la posibilidad presencial, online o híbrida en las formaciones, servicios de interpretación o las atenciones sociales. Hemos mantenido la entidad en funcionamiento en todo momento a pesar de la pandemia.

¿Reciben ayuda suficiente de las instituciones? ¿Y el colectivo?

La financiación de la entidad por parte de las instituciones no es suficiente. Hay mucha competencia en la convocatoria de subvenciones y poco presupuesto para todas las entidades que precisan de ayudas. Además, cada vez son más exigentes las mismas tanto en el proceso de solicitud como en el de justificación, si se ha concedido.

Se necesita estar en una situación de extrema vulnerabilidad económica, y, además, es imprescindible cumplir bastantes requisitos y presentar mucha documentación, así como un buen proyecto, bien argumentado y sólido para poder optar a las ayudas. El colectivo recibe muy pocas. Las que existen son de cuantías irrisorias.

A veces, estas gestiones resultan complicadas. Las personas sordas tienen muchos gastos, ya que tanto los audífonos como los implantes cocleares, o las pilas que son necesarias para que funcionen, son extremadamente caras para las posibilidades económicas de muchas de ellas o sus familias. Otro gasto extra puede darse en las situaciones que no dispones de intérprete de lengua de signos facilitado por la administración pública, y debes costearlo de tu propio bolsillo.

¿Cómo ha golpeado la pandemia a su colectivo?

La pandemia ha supuesto un gran golpe para nuestra comunidad. Tanto por el aislamiento social (que ya existía de por sí antes, y se ha visto incrementado) como por la falta de información y de accesibilidad en lengua de signos cada día, tenemos un retraso informativo constante. También una mayor dificultad para hacer muchas de las gestiones que han pasado a ser telefónicas, en lugar de presenciales.

No se ha pensado en las personas que no tienen acceso a hablar por teléfono. La brecha digital en nuestro colectivo, especialmente en los mayores o en los que no han podido acceder a una educación adaptada es muy alta, por lo que las adaptaciones de las gestiones a formato online no son accesibles para mucha gente sorda ni para sus familias.

¿Es fácil encontrar mascarillas transparentes en España?

No existen mascarillas quirúrgicas homologadas transparentes. Hace casi 8 meses el gobierno se comprometió a disponer de este tipo de mascarillas certificadas para facilitar la accesibilidad comunicativa de todas las personas, pero no se ha cumplido. Están suponiendo otra barrera para mucha gente con pérdidas auditivas que se apoyan en la lectura labial para comunicarse.

 

Ver la noticia completa en abc.es

Quizás también te interese leer…